miércoles, 30 de julio de 2014

Último Street Style de Julio


Cerramos las puertas al mes de julio.
Casi ni nos enteramos de que pasó. Entre los vaivenes del tiempo que tan pronto subía como bajaba y la cantidad de turistas que pueblan la ciudad, parece que me pierdo.


Contemplo las galerías y los edificios de siempre y les encuentro un aire un poco fantasmagórico, como si los acabaran de poner.



Como si formaran parte de un decorado que no se corresponde con el día del calendario.


Pero miro a la gente que pasa y me doy cuenta de que son cosas mías.

Que sigo encontrando chicas que pasean a su perro enfundadas en un conjunto pantalón de flores.


Madres e hijas que pasean a la peque de la casa. Una preciosa niña que se convierte en el centro, encantada y sabedora de que con esa cara y esos rizos dorados, pocas cosas se le van a resistir.


Amigos altos y grandes que posan tan naturales como si se dedicaran a ello, con una ropa sencilla y cómoda.


Chicas que nos demuestran que el estilo a veces es cuestión de unos pocos complementos como las cangrejeras que este año se ven por todas partes, y el foulard de color vivo para contrastar.


Otras que se apuntan a la moda normcore, con algo parecido a un babi y unos sencillos playeros blancos firmados: El Ganso.


Natalia, que pasea orgullosa a su hijo que, recién llegado de su Erasmus en Polonia, se marchó a Canarias para tomar un poco el sol y acaba de volver.
De lejos me costó darme cuenta de que eran madre e hijo. Y es que la que vale, vale.



Y por último esta preciosidad de mujer, a la que saqué caminando para dar más sensación de movimiento. No tiene nada que envidiar a ninguna de esas famosas que todo el día nos enseñan como la octava maravilla ¿No os parece?




Esta vez el street style me quedó un poco corto, pero la batería de la cámara se agotó en el momento más inoportuno y con tantos eventos el fin de semana pasado no tuve tiempo a salir ni un solo día.
Ya se sabe que en verano cuesta mantener cierta normalidad.


Fotos: El capricho de Marquez@